Armani: del anonimato al centro de la escena

Ante la baja de Sergio Romero, el actual arquero de River Plate se perfila como uno de los candidatos a ser su reemplazo en el arco titular de la Selección Argentina durante la próxima Copa del Mundo junto a Wilfredo Caballero.

Franco Armani será uno de los quince futbolistas que harán su debut mundialista en Rusia 2018 para la Selección Argentina. El oriundo de Casilda, provincia de Santa Fe, integra la lista de los 23 elegidos que representarán a la celeste y blanca en la próxima edición del evento deportivo más trascendente del mundo. Sin antes haber formado parte de una convocatoria, sus buenas actuaciones en Atlético Nacional de Medellín y ahora en River, hicieron que sea considerado por Jorge Sampaoli a último momento e incluso hoy cuenta con grandes chances de ser el arquero titular, lugar que alguna vez ocuparon Fillol y Pumpido.

Armani estuvo lejos de hacer las carreras más previsibles. Surgido de las inferiores de Central Córdoba (Rosario) y luego de haber pasado también por las divisiones juveniles de Estudiantes de La Plata, el arquero de 31 años tuvo lugar en el Ascenso Argentino cuando atajó para Ferro Carril Oeste y debutó oficialmente. En el año 2008 fue cedido a Deportivo Merlo, donde integró el plantel que consiguió el ascenso al año siguiente. Fue allí donde tuvo de Director Técnico a Felipe De la Riva, actual entrenador del Club Villa Dálmine, quien fue uno de los primeros en confiar en el actual arquero de la Seleccción Argentina. Cuando en ese entonces su nombre no era muy conocido, De la Riva pareció anticiparse diez años y reveló el mes pasado en Diario Perfil haberle dicho: “Vos vas a ser el arquero de la Selección. Es más: si hubiese que hacer la lista ahora, no hay tres arqueros argentinos mejores que vos. El problema es que jugás en Deportivo Merlo, pero no te preocupes porque el tiempo va a poner las cosas en su lugar”. A diez años de aquel episodio, hoy Armani viajará a Rusia para disputar la Copa del Mundo al servicio de la Selección Argentina y todo parece indicar que disputará el puesto con Wilfredo Caballero.

De Deportivo Merlo fue a jugar a Atlético de Medellín, donde obtuvo títulos nacionales e internacionales, y no tardó en llamar la atención de Marcelo Gallardo cuando enfrentó a River en la final de la Copa Sudamericana en 2014. Desde enero de este año, ya es jugador de River Plate y se luce en cada actuación del conjunto Millonario. Cuando hace meses era duda su presencia en el Mundial, hoy, ante la lesión de Romero, cuenta con grandes chances de ser el arquero titular.

Tal vez De la Riva tuvo razón, tal vez no se trate a veces sólo de estar en excelente nivel, sino que es necesario estar en vidriera. Sin ninguna duda, el club de Nuñez lo es hoy en día y lo fue a lo largo de la historia. Franco Armani tuvo que ocupar los tres palos del arco Millonario para que su nombre pase a ser considerado a la hora de pensar el armado de la Selección Argentina. A veces las carreras de los futbolistas tienen muchos vaivenes. Las cosas pueden cambiar mucho en cuatro años, aunque no parezca. A veces pueden tardar más. Y tal vez ahora cambiaron mucho para Armani. Él y sus más cercanos quizá lo imaginaron, pero no fueron muchos. Y para nada está descartado que salga desde el inicio ante Islandia.

5 pensamientos en “Armani: del anonimato al centro de la escena”

Dejá un comentario